Tauromaquia

tauromaquia

Lejos de la imagen de pretendida bravura y agresividad que el negocio taurino quiere proyectar, el toro es un animal herbívoro de naturaleza tranquila y apacible. ¿Quieres saber más sobre la verdadera naturaleza del toro? No dejes de leer este artículo.

Cuando es expuesto a situaciones de miedo y amenaza, su respuesta instintiva no es el ataque, sino la huida. En la plaza de toros busca desesperadamente una vía de escape, razón por la cual su primera reacción al entrar al ruedo es dar varias vueltas tratando de localizar la salida. Pero no hay escapatoria posible y se ve forzado a enfrentarse al terrible escenario que el ser humano ha dispuesto para él. Así, sus supuestos ataques no son sino intentos desesperados de defender su vida ante la amenaza de un grupo de agresores armados.

Miles de toros y novillos son asesinados cada año en este cruento espectáculo donde público y torero participan de la sangrienta exaltación de la tortura y la muerte de un ser sensible.

La verdadera naturaleza del toro:

http://www.youtube.com/watch?feature=player_detailpage&v=DBzbu5hdCwE

La explotación y manipulación de los toros destinados a la lidia, comienza en la dehesa donde es criado. Allí será marcado a fuego con un hierro candente y separado de su familia tempranamente. A los dos años de edad, con la finalidad de evaluar su “valía” en el ruedo, el animal será sometido a la traumática práctica de la “tienta” en la que sufrirá el acoso de varios humanos a caballo provistos de puyas con las que le herirán y hostigarán hasta derribarlo. Semanas antes del momento de la lidia se les comienzan a administrar laxantes para debilitarlos y durante los días previos a la corrida serán privados de alimento. Llegado el momento, el toro es sacado de la dehesa y transportado hasta la plaza en un estrecho cajón que impide su movilidad y le genera un estado de estrés agudo. Antes de salir al ruedo se le mantendrá a oscuras durante horas y no se le proporcionará agua. Así mismo, se procede al “afeitado” o recorte en vivo los cuernos y se propinan al animal fuertes golpes con sacos de arena o palos en riñones y testículos, con el objetivo de disminuir su fuerza. Sus ojos serán untados con vaselina para perjudicar su visión y le practicarán cortes en las pezuñas, untándolas después con trementina para que el ardor le impida permanecer inmóvil y deslucir así la “faena” de los toreros. Por último, le son introducidos algodones en los orificios nasales para dificultar su respiración y se taponan sus orejas con papel de periódico húmedo para perjudicar su equilibrio y reflejos. En el momento de su salida al ruedo, se le clava un pequeño arpón denominado “divisa”, con la insignia de la ganadería, cuya verdadera finalidad es causar al toro un intenso dolor para que haga su entrada de manera brusca y muestre una apariencia fiera y alterada.

Severamente debilitado por todo este proceso previo, el toro es forzado a salir del toril hacia al ruedo, donde le espera el tormento de una muerte agónica a manos de un grupo de humanos que, durante unos 15 minutos, le someterán a salvajes procedimientos de tortura jaleados por el público asistente.

 http://www.youtube.com/watch?feature=player_detailpage&v=DBzbu5hdCwE

En el primer tercio de la corrida o suerte de varas, el picador (torero a caballo) introduce una puya (lanza de madera provista con un objeto punzante de metal en la punta) que penetra hasta 40 cm. en el cuerpo del animal, realizando movimientos para desgarrar y horadar su carne, provocándole intensas hemorragias y un inmenso dolor. El reglamento dicta que el toro debe pasar por este trance en, al menos, dos ocasiones. En este punto, es fundamental hacer mención a los caballos montados por los picadores porque ellos son las otras víctimas inocentes de la industria taurina. Para este fin, se seleccionan animales de edad avanzada que ya no tienen valor comercial, ya que estos caballos morirán tras participar en no más de tres o cuatro corridas, pues es muy habitual que durante las mismas sufran múltiples fracturas y graves lesiones por el asta del toro. Para evitar que el terror les invada y salgan huyendo del ruedo, se les administran drogas sedantes y se les cubren los ojos para impedir la visión. También es práctica rutinaria la extirpación de las cuerdas vocales para que sus relinchos de dolor y pánico no puedan perturbar ni resultar molestos al “respetable público”. Así mismo, se les coloca un peto con supuesta finalidad protectora, pero en realidad se trata de ocultar al público las terribles heridas que sufre el caballo, las cuales presentan, con frecuencia, exposición de vísceras.

tauromaquiatauromaquia

 

En el segundo tercio, el tormento continúa con la colocación de las banderillas cuyos puntos de inserción se procurará coincidan con las heridas provocadas anteriormente por la puya del picador. Las puntas de acero cortante en forma de arpón de las banderillas se clavan en la carne del animal y desgarran el interior de la herida con cada movimiento del toro y con cada roce de la muleta, provocando un intenso y lacerante dolor. Cuando el toro ha logrado evadir la lanza del picador, se emplearán un tipo especial de banderillas, denominadas “de castigo”, que cuentan con un arpón de 8 cm. Las banderillas favorecen el desgarre y ahondamiento de las heridas internas rebanando carne y tejidos y no existe límite alguno en el número de banderillazos que puede recibir el toro.

tauromaquia

En el último tercio o suerte suprema, el toro será atravesado con una espada (estoque) de 80 cm de longitud, que penetrará en su cuerpo destrozando hígado, pulmones, diafragma, pleura u otros órganos internos en función de la trayectoria de la lanzada. En muchos casos, los “matadores” fallan sus estocadas y deben repetir una y otra vez la introducción del estoque, no siendo infrecuente que el animal llegue a recibir hasta diez estocadas consecutivas. Cuando la espada secciona una arteria mayor, se aprecia hemorragia en hocico y boca y el animal comienza a vomitar sangre de manera copiosa. Agónico, el toro busca inútilmente con la mirada la salida que le lleve al campo del que fue arrancado, muge lastimeramente y, con “suerte”, verá llegar el final de su tormento al morir ahogado con la sangre de sus pulmones horadados.

tauromaquia

Pero los bóvidos exhiben una extraordinaria resistencia y un acusado instinto de supervivencia y tales atributos prolongan, en muchos casos, su agonía, manteniéndoles con vida a pesar de los terribles daños sufridos por la espada. Entonces, sus torturadores recurrirán a un artilugio con forma de daga denominado“puntilla” con el que intentarán seccionarle la médula espinal a la altura de las vértebras atlas y axis. Con esta nueva lesión, el toro pierde el control sobre su cuerpo desde el cuello hacia abajo y cae aparentemente muerto, pero, con frecuencia, hacia arriba la sensibilidad se mantiene intacta y el animal sigue consciente mientras le cortan el rabo y las orejas para ser exhibidos como trofeos por su asesino.

tauromaquia

La orgía de sangre toca a su fin y los despojos de lo que fue un noble animal son arrastrados hasta el desolladero de la plaza donde su cuerpo, en ocasiones aún con vida, será descuartizado para destinar su carne al consumo humano.

tauromaquia

 

Ruge el coso enfebrecido, ebrio de sangre y muerte, sale a la arena el astado sin saber de su suerte…

Exaltación de la tortura, celebración de la barbarie, trompetas y clarines acompañan al crimen deleznable.

Ya pasea el verdugo empavonado su impúdico deleite en el sufrimiento causado, ya yace el animal ultrajado, masacrado, hasta la muerte atormentado.

No hay arte, no hay fiesta, no hay valor, sólo una monstruosa apología de la violencia y el dolor.

Animanaturalis – La verdad de las corridas de toros:

 http://www.youtube.com/watch?feature=player_detailpage&v=Uktf-yO3gHw

tauromaquia

 

Enlaces de interés:

Corte de orejas y rabo con el toro aún vivo y consciente:

 http://www.youtube.com/watch?feature=player_detailpage&v=G219OiLCNro

Tortura y muerte en la arena:  

http://www.youtube.com/watch?feature=player_detailpage&v=jBfN6J8Ni4Q

La realidad de la tauromaquia:

 http://www.youtube.com/watch?feature=player_detailpage&v=w-bxZrzswyI

 http://www.youtube.com/watch?feature=player_detailpage&v=4IcuIAxWcio