Pesca

Pescar es una forma de caza en medio acuático en la que la escopeta es sustituida por la caña de pescar.

A pesar de sus diferencias anatómicas y de su incapacidad para manifestar el dolor de forma audible, los peces cuentan con complejos sistemas nerviosos y extensas redes de receptores sensoriales que les hacen extremadamente sensibles al sufrimiento…

Tras ser capturados con un anzuelo que les produce graves desgarros, los peces son extraídos del agua experimentando la terrible agonía de una muerte por asfixia. Muchos de ellos son, además, golpeados y mutilados mientras aún permanecen con vida.

abre143
abre144

Algunos pescadores emplean la modalidad denominada “pesca sin muerte” que consiste en capturar al pez y devolverlo de nuevo al agua. Esta práctica, lejos de resultar inocua para los animales, les somete al intenso estrés de la captura y a la sensación de asfixia y acaba igualmente con sus vidas, pues las graves heridas y desgarros causados por el anzuelo resultan incurables y condenan a los peces a una muerte lenta y dolorosa una vez son liberados.

Además de los incontables individuos capturados, la pesca deportiva se cobra también las vidas de millones de animales que son utilizados como “cebo vivo” para atraer a los peces. Diversos invertebrados, así como peces de pequeño tamaño, son atravesados con el anzuelo y sumergidos en el agua donde, gravemente heridos y experimentando un gran dolor, permanecerán con vida a la espera de ser devorados.

abre145

Caza y pesca son un exponente más del desprecio humano hacia los intereses y derechos de los demás animales. Ambas dejan un negro balance de vidas indefensas masacradas para deleite de todos aquéllos que consideran el sufrimiento y asesinato de seres sensibles como una actividad de ocio.

Escenas de pesca: