Peleas de Perros

peleas de perros

En todo el mundo, casi siempre de forma clandestina e ilegal, se organizan combates entre perros de determinadas razas previamente acondicionados y salvajemente entrenados para la lucha. Estos aberrantes espectáculos, al margen del sádico disfrute de los espectadores, tienen como objetivo la organización de sustanciosas apuestas económicas. Abre los ojos a esta realidad, sigue leyendo.

Los perros utilizados son expresamente criados para este propósito o bien sustraídos de particulares o protectoras y todos ellos serán sometidos a brutales entrenamientos para optimizar su condición física y alterar su psicología en aras de la obtención de mayores cotas de agresividad y violencia.

 http://www.youtube.com/watch?feature=player_detailpage&v=fuBrRjd45r4

Para fortalecer la mandíbula y maximizar el potencial de su mordida, los animales son suspendidos durante horas de una cuerda a la que deben sujetarse con sus propios dientes.

Como rutina para desarrollar su musculatura, se les fuerza a correr decenas de kilómetros sobre una cinta andadora hasta la extenuación.

Con el objetivo de fomentar sentimientos de odio, rabia y frustración, son físicamente maltratados propinándoles golpes, causándoles diversas heridas y laceraciones con objetos punzantes o encerrándoles durante largas horas en pequeños cubículos oscuros.

 

 

peleas de perros

peleas de perros

Además de estas brutales “técnicas de adiestramiento”, comúnmente empleadas, también es habitual el uso de drogas adictivas, que se administran al animal, durante un determinado periodo de tiempo, para ser posteriormente retiradas, generando un fuerte síndrome de abstinencia con el que se conseguirá incrementar el grado de ansiedad y violencia del perro. Así mismo, antes de los entrenamientos o peleas, se les aplican descargas eléctricas en el ano para desatar aun más su agresividad.

Finalmente, cabe destacar una práctica de entrenamiento, especialmente cruel y ampliamente extendida, que consiste en enfrentar a los perros con animales más pequeños, dóciles o ancianos, que les servirán de cebo o “sparring” para aumentar su autoconfianza y afianzar su técnica y su agresividad ante el rival.

peleas de perros

Se calcula que en torno a 500 animales son sustraídos anualmente en España para ser utilizados como carnaza en el entrenamiento de perros destinados a peleas. A estos desdichados animales les espera una agónica muerte durante la lucha o poco después a consecuencia de las terribles heridas sufridas.

En el transcurso de los sangrientos combates, que llegan a prolongarse durante horas, los perros se ocasionan gravísimas lesiones, llegando, en muchos casos a perder la vida. Entre los supervivientes, muchos quedarán en un estado lamentable con múltiples heridas, amputaciones, desgarros o pérdida de ojos. En ningún caso recibirán asistencia veterinaria alguna, pues ello supondría un desembolso económico y, además, alertaría a las autoridades acerca de la realización de estas peleas ilegales.

peleas de perros

Tras una media de cuatro o cinco combates, el perro se encuentra agotado y destrozado física y emocionalmente y dejará de ser considerado apto para competir. Entonces, su destino final será ser abandonado o, más frecuentemente, asesinado por disparo, electrocución o estrangulación.

A nuestro lado se mueve un oscuro negocio que trafica con cientos de vidas robadas, convertidas en instrumentos del odio y la violencia de sus explotadores.

Enlaces de interés:

Peleas de perro – Video