Carreras de Caballos

caballos de carreras

Las carreras de caballos sustentan un lucrativo negocio en el que miles de animales son objeto de una despiadada explotación a fin de obtener beneficios económicos de su rendimiento…

Para satisfacer la demanda de nuevos ejemplares, las yeguas seleccionadas como reproductoras son sometidas durante toda su vida fértil a sucesivos embarazos, previa inseminación artificial. Tras cada parto, el potro será apartado de la madre prematuramente para iniciar el entrenamiento, causando un inmenso sufrimiento a ambos.

caballos de carreras

Sólo un pequeño porcentaje de los miles de caballos criados para competir serán declarados aptos para este fin. El resto, se consideran inservibles y su destino es, por lo general, el matadero. Los que sí cumplen con los estándares físicos y de carácter que establece el negocio, serán sometidos a durísimos entrenamientos que se inician cuando el caballo cuenta con año y medio de edad. Por entonces, el sistema músculo-esquelético se encuentra aún en desarrollo y, pese a esta inmadurez, los jóvenes animales habrán de soportar estrictas sesiones de trabajo en las que se les fuerza a correr hasta la extenuación y se les imponen grandes pesos sobre su espalda y esfuerzos excesivos sobre sus huesos y articulaciones.

Caballos de carreras maltratados:

 http://www.youtube.com/watch?feature=player_detailpage&v=2yynYms_ceg

A los caballos utilizados para carreras se les suministra una dieta antinatural, concentrada y altamente energética, que maximiza el crecimiento muscular y los niveles de actividad. Como consecuencia de esta alimentación, se produce un incremento crónico de la acidez estomacal, que desemboca en úlcera gástrica en el 90% de los animales. Por otro lado, el excesivo ejercicio a que son forzados y la fatiga extrema resultante, provocan que el 82% de los caballos de carreras de más de 3 años de edad sufran hemorragias pulmonares y que todos ellos padezcan una debilidad ósea que les hace vulnerables a sufrir lesiones durante las carreras. Así mismo, muchos de los caballos jóvenes desarrollan mialgia en las tibias por la falta de descanso, experimentando un intenso dolor al más mínimo contacto. En muchas ocasiones, los animales lesionados son obligados a seguir en activo y se les administran hormonas, broncodilatadores, clembuterol o morfina para que sus dolencias no afecten a su velocidad.

caballos de carreras

Durante la carrera, los caballos sufren un estrés físico y psicológico extremo y son sistemáticamente espoleados y violentamente fustigados en cuello, hombros y cuartos traseros.

En caso de fracturas graves cuya recuperación supondría largas convalecencias y cuantiosos gastos, los animales son desechados y asesinados. En el mejor de los casos, los caballos de carreras permanecerán en activo hasta a los 4-6 años de edad, momento en el que el rendimiento en carrera desciende. Entonces, exhaustos y con múltiples lesiones, son descartados y acaban sus días en el matadero o vendidos a bajo precio a particulares que, en muchos casos, desconocen las necesidades y los gastos de manutención de los animales y los mantienen en pésimas condiciones.

Las carreras de caballos son fuente de sufrimiento y muerte para millares de animales que son considerados meras máquinas de competición al servicio de la industria.

caballos de carreras