No compres, adopta

Adoptando, rechazamos tomar parte del negocio de compra-venta de animales que supone la consideración de los mismos como mercancía y, además, conseguimos salvar la vida de uno de los millones de animales sin hogar que esperan su oportunidad…

Tras milenios de interacción con nuestra especie, perros y gatos fueron paulatinamente sometidos a un proceso de domesticación que ha derivado en el establecimiento de fuertes lazos de dependencia con respecto al ser humano.

En la actualidad millones de estos animales son designados con términos como “mascota” o “animal de compañía” y considerados legalmente como objetos de propiedad.

No es de extrañar, por tanto, que la gran mayoría de ellos sean adquiridos como si se tratara de bienes de consumo cuya finalidad es servir y procurar satisfacción al que será su “dueño” o “amo”.

Lo cierto es que ellos, al igual que nosotros y el resto de animales, son individuos conscientes de su vida que cuentan con sentimientos y personalidad propia y que, merecen, por tanto, nuestro respeto y consideración como iguales.

abre164

La decisión de convivir con un animal no humano debe tomarse siempre desde la más absoluta responsabilidad, pues comporta la asunción del trascendental compromiso de velar por su bienestar y seguridad durante el resto de su vida. Así mismo, habremos de informarnos previamente acerca de las características y necesidades específicas del animal y asegurarnos de que son compatibles con nuestro estilo de vida y nuestros medios materiales.

Una relación justa y respetuosa con nuestro futuro compañero de vida comienza a gestarse ya desde el momento de su elección. Así, optaremos siempre por la adopción de un animal abandonado o recluido en las instalaciones de perreras o protectoras.

De esta forma, rechazamos tomar parte del negocio de compra-venta de animales que supone la consideración de los mismos como mercancía y, además, conseguimos salvar la vida de uno de los millones de animales sin hogar que esperan su oportunidad.

En torno a 100.000 perros y 25.000 gatos son abandonados en España cada año. Cientos de miles de vidas despreciadas y abocadas a un destino casi siempre fatal.

Muchos encontrarán la muerte en una carretera y otros acabarán ingresados en perreras donde la inmensa mayoría de ellos serán asesinados tras una breve estancia. Otros muchos estarán condenados a vagar asustados por las calles padeciendo hambre, frío y enfermedades. Tan sólo unos pocos “afortunados” serán acogidos en protectoras, siempre masificadas y con escasos recursos, mientras intentan buscar para ellos un nuevo hogar que, en muchos casos, nunca llega.

Abandonados, maltratados... ¿Por qué?

Abandono Animal

PONTE EN SU LUGAR (QUE SENTIRÍAS?

abre165
abre166

Paralelamente, existe una lucrativa industria basada en la producción indiscriminada de animales para su venta. Así, tras la tristemente habitual imagen de cachorros expuestos en escaparates de tiendas que se dedican a comerciar con sus vidas, se oculta casi siempre la terrible realidad de los centros de cría, auténticas fábricas de producción de perros y gatos en las que cientos o miles de hembras son salvajemente explotadas. Sus vidas esclavas transcurren confinadas en minúsculas jaulas, yaciendo sobre sus propios excrementos, sin atención veterinaria y con graves carencias alimenticias, mientras son forzadas a encadenar gestaciones y partos de forma ininterrumpida durante años hasta que sus cuerpos totalmente consumidos y exhaustos dejan de resultar productivos. Entonces serán asesinadas y reemplazadas por hembras jóvenes cuyos hijos les serán arrebatados una y otra vez para seguir proveyendo de cachorros al mercado.

abre167
abre168

El caso de los animales procedentes de criadores acreditados o particulares no es diferente, pues en ambos supuestos existe igualmente explotación y subyace la misma concepción de los animales como objetos o productos de consumo.

Llegado el momento de la adopción de quién será nuestro amigo y compañero, no debemos olvidarnos de los animales maduros o con alguna discapacidad o problema de salud. Ellos son quienes más necesitan de nuestra ayuda y a su lado tendremos el privilegio de una amistad inquebrantable.

Los perros y gatos adultos cuentan con una personalidad definida y una madurez psicológica que les convierte en excelentes compañeros de viaje.

En cualquier caso, debemos tener en cuenta que cada animal tiene unas necesidades y un carácter distinto y todos merecen ser respetados en sus gustos y deseos, por lo que la convivencia debe fundamentarse en la comunicación y el respeto mutuo, sin recurrir jamás a actitudes violentas que no son comprendidas por nuestro amigo y minan su confianza en nosotros.

Finalmente, al margen de perros y gatos, no podemos dejar de mencionar a esos otros animales, de las más diversas especies, que el humano decide tener en su domicilio. Son los denominados “exóticos”, entre los que podríamos incluir reptiles y pequeños roedores, pero también aves y peces. En la mayoría de los casos, las condiciones de vida que ofrecemos a estos animales no satisfacen sus necesidades biológicas y son experimentadas por ellos como estresantes y amenazadoras.

Como norma básica a seguir, siempre que un animal esté capacitado para vivir su vida en libertad, nunca debería ser recluido o mantenido en el entorno, para él antinatural, de un hogar humano. En el caso de animales que precisan de cuidados y atenciones por parte del ser humano para desarrollar sus vidas, habrá de procurárseles un espacio lo más idóneo posible de acuerdo con sus características y necesidades.

abre169

Ni “mascotas” ni “animales de compañía”, simplemente amigos de otras especies a los que amar y respetar mientras recorremos juntos el camino de la vida.

Porque su vida no tiene precio, no compres, adopta.

Enlaces de interés:

http://www.youtube.com/watch?feature=player_detailpage&v=pajytmVH9HI

http://www.youtube.com/watch?feature=player_detailpage&v=TzoktLBEmJg

http://www.youtube.com/watch?feature=player_detailpage&v=KkWYnDSGhqQ