La última oportunidad de Olivia

El polo es un deporte de equipo que es, posiblemente, el más antiguo de la historia. Se tiene noticia  de que los primeros partidos de polo tuvieron lugar en Persia, hace más de 2500 años, y se comenzó a utilizar como una forma de entrenar a la caballería del Rey. No olvidemos que los caballos, desde su domesticación, para su gran desgracia, en seguida pasaron a formar parte imprescindible de cualquier ejército y han estado presentes en casi todas las guerras de la historia. El recuento de las pérdidas humanas consta en todas las crónicas, más o menos manipuladas, según la opinión política de quien narra la contienda, pero jamás sabremos la cifra de todos los caballos que murieron en el campo de batalla, masacrados por la locura, la codicia y la ira de los ejércitos.

Imagen pacma.es

Imagen pacma.es

 

Volviendo al polo, aunque en el pasado se convirtió en un elitista deporte de reyes, hoy en día es más o menos accesible a todo el público, y esto permite que criadores de caballos tengan un buen filón de negocio en este tipo de clientes.  El polo consiste, a grandes rasgos, en marcar goles con una pelotita utilizando una especie de palo o stick, en un campo de unos 200m2 y todo ello montados sobre un caballo que ha sido previamente criado y adiestrado para este deporte. El equino debe tener unas características adecuadas de velocidad y resistencia, aunque en los partidos de polo lo habitual es llevarles al límite, por lo que los jugadores, suelen ir cambiando de caballo cada cierto tiempo.

Obviamente cuando el tiempo hace mella en sus cuerpos y ya no ofrecen una capacidad física óptima, son considerados como algo inútil y se descartan, se revenden para otros usos o se envían al matadero. Al fin y al cabo sólo es una herramienta.

Imagen pacma.es

Imagen pacma.es

Olivia es una yegua de edad avanzada a la que se crió y educó para ser parte del mundo del polo. Con el paso de los años su cuerpo fue forzado de forma indiscriminada para que rindiese en el deporte, sin tener en cuenta sus necesidades individuales. Finalmente las lesiones no tratadas, como la fractura de cadera que sufre y sus dolores crónicos, la apartaron por siempre del terreno de juego, pero no precisamente para brindarle una tranquila jubilación. Y así Olivia fue comprada por un individuo que se dedicaba a “reciclar” caballos viejos que ya no valían para la competición, con la idea de destinarlos a paseos de ocio.

Se nos encoge el corazón y nos llena de frustración al imaginar la completa ceguera social de esas familias que salen juntas y felices un domingo soleado a pasear por el campo, montado a lomos de animales tristes, doloridos y enfermos. Mirando, sin ver, a un animal que sufre y acariciando, sin sentir, el agotamiento de ese cuerpo tan explotado.

la-ultima-oportunidad-de-olivia-yegua-rescatada-del-deporte-del-polo

El procedimiento habitual de esta persona una vez consumidas por completo la energía y la salud de los caballos, era sacrificar al animal y enterrarle, sin ningún tipo de control veterinario o administrativo, por lo que ya ha sido denunciado.

Olivia tuvo finalmente un golpe de suerte en su triste vida y alguien intercedió por ella y contactó con El Hogar Animal Sanctuary para tratar de encontrar un lugar para poder brindarle una vejez digna y feliz.

Ahora se encuentra en el santuario, donde se le están realizando revisiones veterinarias completas para tratar las enfermedades que padece. Tiene una severa desnutrición, posiblemente síndrome de Cushing, diversas infecciones, además de problemas dentales y en los cascos que le provocan mucho dolor.

la-ultima-oportunidad-olivia-yegua-rescatada-del-deporte-del-polo

Olivia ha recibido su nombre en honor a la actriz Olivia Wilde, una actriz y modelo estadounidense que ha sido imagen de PETA y promotora a nivel personal de un estilo de vida vegano. En sus entrevistas expresa su profundo rechazo por la industria ganadera y la tortura animal que supone el consumo de productos de origen animal.

Olivia es también una activista muy involucrada en diversas causas humanitarias y medioambientales y ha colaborado con el proyecto de H&M Conscious Exclusive que apuesta por una moda sostenible, utilizando muchas materias primas recicladas en las prendas de su colección.

Te invitamos a realizar un ejercicio de reflexión sobre el trato tan poco ético que se les da a los caballos y a no participar de actividades que incluyan ningún tipo de explotación animal.

Si quieres formar parte de la vida de Olivia: http://elhogar-animalsanctuary.org/como-ayudar/apadrina-animal-rescatado/

Si quieres unirte al equipo de El Hogar Animal Sanctuary y ayudarnos a seguir salvando vidas: http://elhogar-animalsanctuary.org/como-ayudar/hazte-socio/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *