Ocas

Hace unos años, cuando nos encontrábamos en Madrid, recibimos la llamada del Centro de Rehabilitación  de Animales Exóticos.

La policía había encontrado 12 ocas bebés y corrían el riesgo de ser atropelladas. Se pidió ayuda los Santuarios, había que buscar con urgencia un hogar para las ocas. Nosotros nos quedamos con 6, a día de hoy están en el Santuario 4, ya que 2 de las hermanas fallecieron. Donde va una van todas, les encanta explorar, dar largos paseos, chapotear en el agua y tomar el sol. Son libres, están tranquilas y se sienten queridas. Es tan bonito poder verlas corretear sin miedo y sabiendo que todas las noches dormirán juntas acurrucadas las unas a las otras.