FAQ

Trabajar en el Santuario

El Santuario se encuentra en la comarca del Priorat, a unos 40 km desde Tarragona; cuando confirmemos la fecha de tu voluntariado te facilitaremos la dirección exacta.

Al santuario se puede llegar en coche y en tren. Si acudes en tren podemos ir a buscarte a la estación más cercana.

Sí. Si tenemos que ir a recogerte debemos organizar el trabajo del día para poder ir a buscarte. Y además otro voluntario con más experiencia te ayudará a conocer las normas y la forma de trabajar en el santuario y eso requiere planificación. De igual manera si llegas por tu cuenta también tendremos que organizarnos para poder recibirte y darte la información que necesitas.

Te pedimos que antes de anotarte confirmes que va ser posible tu estancia en el Santuario. Actualmente contamos con muy pocos voluntarios residentes y el trabajo en el santuario es mucho. Que tú te anotes para unas fechas implica que otros voluntarios que tengan más flexibilidad en fechas se anoten en otro momento para poder distribuir el trabajo y que siempre contemos con voluntarios. Si anulas en el último momento es muy difícil que encontremos voluntarios que cubran tu trabajo y esto podría desembocar en un perjuicio para los animales. Si vas en el día, puedes cancelar tu reserva con el enlace que aparece en el mail de confirmación que te ha llegado al anotarte.

Para acudir como persona voluntaria, todas las personas deber seguir el mismo procedimiento, darse de alta como voluntarias y realizar una entrevista vía Skype. Tampoco es posible acudir con niños que te acompañen en el voluntariado ya que no podrían ser atendidos de la forma adecuada.

Actualmente y debido al gran volumen de trabajo con el que contamos no hemos comenzado a realizar visitas al santuario. Si quieres que te informemos cuando comencemos a realizarlas háznoslo saber y te informaremos encantadas, puedes escribir a: visitas@elhogarprovegan.org.

No es posible acudir con animales no humanos al santuario ya que todos los animales que viven allí tienen unos hábitos diferentes y para ellos puede resultar muy estresante conocer a nuevos animales. Cada vez que realizamos un rescate debemos poner en marcha un protocolo de adaptación y entenderás que si ponemos en marcha dicho protocolo cada vez que acude un voluntario nuevo el estrés para todos sería muy elevado.

El santuario cuenta con wifi pero la conexión no es muy buena, por eso motivo debemos reservarla para los asuntos de gestión de El Hogar. Existe cobertura 3G pero no en todos los puntos de la casa se obtiene.

Toda la comida que entra en el santuario es exclusivamente vegan. Además será cocinada por la persona voluntaria encargada. Cada día se asigna esa tarea a una persona voluntaria.

Necesitarás llevar sábanas, toallas y todo lo que suelas utilizar cuando salgas de viaje (pijama, champú, gel, cepillo de dientes….) Tienes que tener en cuenta que el trabajo que vas a realizar va a ensuciar tu ropa, por lo que debes llevar prendas que no te importe manchar, además sería aconsejable que llevaras dos pares de calzado para poder cambiártelo si se moja. Como pasarás varios días allí, lleva siempre alguna prenda de abrigo aunque no sea invierno, porque en ocasiones durante la noche refresca. No hace falta que lleves ropa en exceso ya que el santuario cuenta con una lavadora para los habitantes humanos que se pone prácticamente todos los días. Recuerda llevar gorra, crema solar y bañador si es verano (en algunos descansos podrás disfrutar de la pequeña piscina del Santuario) y gorro si es invierno. Intenta llevarte ropa cómoda y adaptada para andar por el barro y por el campo.

Si vas a pasar varios días en el santuario trata de llevar prendas para varias temperaturas, más vale prevenir que lamentar 😉 en verano de día hace mucho calor, pero también puede refrescar por la noche.

Se pide a los voluntarios residentes que contribuyan con una aportación de siete euros al día para ayudar con los gastos de mantenimiento de la casa y de la comida. Nos gustaría que esto no fuera así ya que sabemos que nos estáis ayudando de una forma muy valiosa con vuestro trabajo, pero los recursos económicos del santuario son muy pocos y necesitamos poder cubrir vuestros gastos. Esperamos que sepáis entenderlo. Esta contribución de siete euros al día se abona el día de llegada al Santuario y se considera un donativo, por lo tanto no es reembolsable si por alguna razón decidieras irte antes.

Cuando llegues al santuario alguna persona voluntaria te explicará las normas básicas de funcionamiento, es importante que respetes todas esas normas ya que al convivir muchos animales juntos necesitan ciertas rutinas para que todo funcione bien. Algunas de las normas más importantes son: dejar siempre las puertas tal y como las encuentres y tratar de no levantar la voz para evitar un estrés innecesario en los habitantes.

Compartirás habitación con otras personas voluntarias, por lo que debemos ser pacientes con lo que esto conlleva: compartir espacio, ronquidos… En la casa también viven otros animales no humanos (gatos con los que con mucha probabilidad compartirás cama, perros, gallos aficionados a cantar en la noche, etc).

Es muy importante que nos informes de tus alergias antes de llegar al santuario para que podamos encontrar juntos la mejor forma de que te encuentres bien durante tu voluntariado.

Hay un sitio para todos en el Hogar ProVegan. Háblanos sobre ti y juntos encontraremos de que manera puedes ayudarnos si así lo deseas 🙂

Tienes que tener en cuenta que en el Hogar ProVegan conviven un montón de animales y además estamos situados en el campo por lo que con una alta probabilidad encontrarás insectos. No podemos garantizarte que evites al animal al que tienes fobia, pero cuéntanos de que se trata y lo hablamos antes.

Por supuesto, queremos que le muestres al mundo lo maravillosos que son los habitantes de El Hogar, pero trata sacarnos guapos ¿vale? 😉

Primavera/Verano: 8.45-14; 17-22 (luego habrá que preparar la cena)

Otoño-Invierno: 7.30-13.00; 15.00-19.00 (luego habrá que preparar la cena)

Los horarios son aproximados y dependen de las emergencias/situaciones que pueden surgir.

La hora límite para llegar al santuario (de residente) son las 18.30 en otoño/invierno y las 19 en primavera/verano, ya que debido a las rutinas de los animales, el hacerlo más tarde conllevaría que los perros no se adaptaran a la nueva persona voluntaria y podrían estar ladrando durante la noche, por ejemplo. Horarios de llegada al santuario (residentes):

Primavera/verano: 9.30-13.30; 17-19 ; Otoño/Invierno: 9.00-13.00; 15-18.30

Si no vas de residente, te quedas en el día y es tu primera vez, mejor llegar por la mañana, entre las 9.30 y las 11.30, tendrás más tiempo para aprender y tendremos más tiempo para enseñarte 🙂

No está permitido ningún alimento de origen animal, es decir que no sea vegan, ni ningún producto realizado con explotación animal (pieles, seda, lana…)

Dentro del Santuario no se puede fumar (solamente en el punto indicado) ni consumir drogas, también debemos evitar gritar y estresar innecesariamente a los animales.

Trata de llevar lo que necesites, pero ten en cuenta que compartirás espacio con otras personas voluntarias.

Las necesidades en el santuario son muchas, por supuesto que nos vendría bien que nos ayudaras, pregúntanos y te diremos que es lo que más estamos necesitando en el momento de tu llegada, pero por favor cuando llegues entrégale la comida a la persona responsable del santuario ella sabrá la mejor forma de administrarla.

El trabajo en el santuario es un trabajo muy duro y no todas las tareas están directamente relacionadas con los animales, aunque sean importantes para ellos y para los residentes, por ejemplo es necesario limpiar espacios comunes y realizar tareas menos agradables como recoger heces, limpiar cuartos de baño…Queremos que lo tengas en cuenta antes de llegar para evitar posibles desilusiones, también es maravilloso poder estar cerca de todos los habitantes, pero tienes que saber que por la noche estarás agotada.

Podrás disfrutar de unos días en un ambiente totalmente Vegan, compartir trabajo con personas defensoras de los animales y conocer de cerca las historias y las personalidades de todos los habitantes: Angelines, Gota, Felix, Terra y Boira….

Trabajos online, eventos, mesas informativas y movilizaciones

Sí, es necesario. La ley nacional del voluntariado nos obliga a pedir esos datos a cualquier persona voluntaria de cualquier tipo. Te aseguramos que tus datos confidenciales serán tratados según la ley y no compartidos con otras organizaciones.

Te pedimos que nos envíes el contrato firmado por correo electrónico (contratos.ehpv@gmail.com).

Si además vas a acudir como voluntario presencial en el  santuario tienes también que entregarlo en papel la primera vez que vayas. Acuérdate de rellenarlo en cada espacio y firmarlo en cada página. Las firmas tienen que ser con nombre completo y legibles… son obligaciones legales.

Escríbenos y te daremos de baja nosotros; borraremos todos tus datos, menos lo que la ley nos obliga a mantener (nombres, apellidos, dirección y número de documento) junto con tu fecha de alta y de baja. Bajo ningún concepto usaremos estos datos y te molestaremos más 🙂