Honig

abre40

Las abejas son animales de gran inteligencia, capaces de establecer complejos sistemas de comunicación y crear elaborados entramados sociales. Las más recientes investigaciones científicas han puesto además de manifiesto destacadas capacidades emocionales, así como personalidades individuales bien diferenciadas.

.Independientemente de nuestro tamaño o aspecto, todos los animales experimentamos sensaciones, emociones y deseos y todos, sin excepción, tenemos interés en vivir nuestras vidas.

Pese al desconocimiento general al respecto, las abejas, al igual que cualquier “animal de granja”, sufren explotación a manos del ser humano. Son sometidas a exámenes rutinarios y manipulación, regímenes alimenticios artificiales, tratamiento con medicamentos y pesticidas, manipulación genética, inseminación artificial, transporte (por aire, tren y carretera) y sacrificio.

abre41

La manipulación de los panales por parte de los apicultores causa muertes por aplastamiento y lesiones en los animales como alas cortadas o patas amputadas.

Con el fin de “calmar” a las abejas y facilitar su manejo, es práctica habitual rociarlas con humo.

Para la recogida de los productos apícolas, se colocan exclusas o dispositivos especiales en las colmenas que violan el espacio de las abejas y en el momento de la recolección, éstas son desprendidas del panal agitándolas vigorosamente o expulsándolas con potentes corrientes de aire.

Para mantener la colmena bajo control, a las abejas reina se les cortan las alas con el propósito de evitar que puedan desplazarse a otro lugar provocando un cambio de ubicación de toda la colonia. Así mismo, las reinas son inseminadas artificialmente con esperma obtenido de machos decapitados y sistemáticamente sacrificadas cada dos años cuando su capacidad de producción de huevos decrece y disminuye la rentabilidad de la colmena.

abre42

Por otro lado, a las colonias se les suministra una alimentación artificial a base de almíbar de azúcar y polen de síntesis para sustituir el producto alimenticio natural de las abejas, que no es otro que la miel que ellas fabrican para autoabastecerse y que les es sustraída para consumo humano.

.Además de la miel, la industria apícola también explota a las abejas para la obtención de otros productos alimenticios como polen, jalea real o propóleo y no alimenticios como la cera de abejas.

abre43