Eier

Leider ist der Eintrag nur auf Europäisches Spanisch verfügbar. Der Inhalt wird unten in einer verfügbaren Sprache angezeigt. Klicken Sie auf den Link, um die aktuelle Sprache zu ändern.

abre32

Cada huevo que llega al mercado, a pesar de su inocente apariencia, podría contar una larga historia, la historia oculta de las incontables vidas robadas por la industria de producción de huevos.

El proceso de explotación comienza en el momento mismo del nacimiento. Así, de los huevos fecundados destinados a la obtención de las futuras gallinas ponedoras, nacerán también en torno al 50% de pollitos macho. Éstos, al carecer de valor comercial por pertenecer a una raza no apta para la producción de carne, son arrojados en vida a una máquina trituradora o bien desechados en contenedores donde mueren por asfixia. Mientras, a sus hermanas el destino les depara una vida de pesadilla como esclavas de la industria de producción de huevos.

La primera intervención consiste en la dolorosa amputación o corte de picos mediante cizalla que secciona hueso, cartílago, vasos sanguíneos y tejidos blandos y de la que, frecuentemente, se derivan procesos infecciosos e inflamatorios que causan un gran sufrimiento al animal y le impiden alimentarse adecuadamente.

abre33

Posteriormente, las jóvenes gallinas serán confinadas en minúsculas jaulas cuya superficie es inferior al tamaño de un folio. Decenas o centenares de miles de estas exiguas celdas se disponen en interminables filas y columnas metálicas en el interior de inmensas naves avícolas.

abre34

Las gallinas carecen absolutamente de movilidad, sin espacio siquiera para estirar sus alas, y sus patas, en continuo contacto con los barrotes de la base de su prisión, sufren de llagas y deformidades. Así mismo, muchas de ellas padecen graves infecciones y carencias nutricionales no tratadas que, a menudo, les conducen a una muerte lenta y agónica.

Pollitos Machos

Por otro lado, a fin de incrementar la producción de huevos, en el interior de las naves, la iluminación artificial se mantiene de forma casi ininterrumpida, impidiendo el descanso de los animales.

abre35

También es habitual la puesta en práctica de un procedimiento de extrema crueldad denominado “muda forzada”: Puesto que en estado natural las gallinas aumentan la tasa de puesta a comienzos de la primavera, se procede a simular sucesivamente un invierno y una primavera artificiales. En una primera fase, se mantiene a las aves sin comida y luz por un período de 14 días. Tras estas penosas condiciones, Algunas habrán fallecido víctimas del terrible estrés y la falta de alimento, mientras que las gallinas supervivientes habrán perdido entre el 20-28% de peso corporal y todo su plumaje. Tras esto, se acomete la segunda fase, donde se simulará la llegada de la primavera, proporcionándoles abundante comida e iluminación.

abre36

Cuando, en torno a los 2 años de edad, la tasa de puesta de las gallinas se reduce, éstas dejan de ser rentables y sus consumidos cuerpos son enviados al matadero a fin de obtener un último beneficio económico por su carne.

abre37

todo huevo comercializado, sin excepción, comporta la explotación y la muerte de las gallinas usadas como instrumentos de producción, incluyendo aquellos huevos denominados “camperos” o certificados como “ecológicos”, pues, aun cuando las condiciones de explotación no sean tan extremas en estos casos, se produce igualmente el exterminio inicial de pollitos macho, los animales son también utilizados como meros recursos sin tener en cuenta sus intereses y necesidades y finalmente todas las gallinas, sin distinción, son asesinadas en el matadero cuando desciende su producción.

Las gallinas son animales de aguda sensibilidad y gran sociabilidad, con personalidades diferenciadas y rico repertorio emocional. El ser humano ha convertido sus vidas en un infierno de inconcebible sufrimiento. Su inmenso dolor se hace invisible tras los muros de las explotaciones avícolas.