Crowd-Butchering: Adopciones de muerte

crowd-butchering

Leider ist der Eintrag nur auf Europäisches Spanisch verfügbar. Der Inhalt wird unten in einer verfügbaren Sprache angezeigt. Klicken Sie auf den Link, um die aktuelle Sprache zu ändern.

crowd-butchering

La macabra moda del Crowd-Butchering (o como adoptar a quien acabas matando)

El ser humano es compasivo y empático por naturaleza. Por eso las industrias siguen ideando nuevas formas y gastando millones en publicidad para eliminar la empatía y silenciar la conciencia del consumidor.

La última apuesta de la industria ganadera es el “crowd-butchering” o matanza colectiva: un nuevo modelo de compra en el que se convence al consumidor de que adoptar a un animal inocente y después matarlo para su consumo no sólo está bien, sino que es respetuoso, ecológico, sostenible y saludable. ¡El colmo de la manipulación y la tergiversación!

El cinismo y la crueldad destacan en este nuevo negocio en el que se ofrece a la gente adoptar a un lechón, visitarle, verle crecer y jugar, darle mimos y comida rica y variada, verle online mediante una webcam, ser parte de su vida… hasta que a los pocos meses es asesinado sin piedad y enviado en trozos bien envasados a casa de sus adoptantes para darse un banquete navideño. Esta es la esencia del Crowd-Butchering.

crowd-butchering

El bebé “Babe” al que han puesto nombre, han querido y mimado esos meses, hoy estará hecho pedazos en los platos de la familia mientras celebran días “de paz y amor”, irónico, ¿verdad?

Por si esto no fuera suficientemente cruel, estas granjas cuentan con páginas web en las que las familias aprenden lo increíbles que son estos animales, descubriendo que son inteligentes, limpios, familiares, cariñosos, juguetones, que sueñan y duermen nariz con nariz, que les encanta que les rasquen la barriguita igual que a ese perrito al que adoran… Las mismas páginas que, en otro apartado, se mofan cruelmente de los animales mediante un “testamento” del cerdo en el que indica qué quiere que se haga con su cuerpo tras su muerte o un videojuego en el que el objetivo es engordarlo rápido para poder comerlo pronto.

crowd-butchering

Estas granjas que han sumado a la iniciativa del Crowd-Butchering, incluso dan a los “adoptantes” un tarjeta identificativa del cerdito. Ahí consta su foto, su nombre y hasta su huellita… Un carné que tiene una fecha de caducidad demasiado corta.

Familias que enseñan a sus hijos a querer y cuidar de un cerdito durante meses y que luego se lo sirven muerto en el plato. Personas que se sienten bien (incluso con cierto orgullo macabro) porque esa vaca no será asesinada hasta que sea seguro que la totalidad de su carne será consumida y no desperdiciada.

La gente está perdiendo su empatía, escudándose falsamente en la salud o la ecología para matar impunemente y sin cargos de conciencia.

crowd-butchering

Por suerte, existen cada vez más personas que no se dejan engañar y que abren los ojos ante la crueldad y la injusticia de asesinar a bebés inocentes que apenas llegan a unos pocos meses de vida cuando, por naturaleza, vivirían muchos años de felicidad y libertad.

Para eso existen santuarios y protectoras en los que amadrinar o adoptar a un animal es darle años de protección, respeto, amor y felicidad; es compartir sus días como parte de su familia y no como parte de la cena. Lugares en los que apadrinar o adoptar una vida es ayudar a salvar otras que en ese momento sufren y sueñan con la existencia justa que tanto merecen.

Alicia, voluntaria de El Hogar Animal Sanctuary

1 Kommentar

  1. Hay que ser muy psicópata para mostrar „sentimientos“ por quien vas a asesinar vilmente por placer y comerte su cuerpo despedazado.
    La única solución es la Ética: respetar a los demás seres sintientes practicando el veganismo.
    Saludos.

Schreibe einen Kommentar

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht. Erforderliche Felder sind mit * markiert.