Cuero

Industria de cuero

abre44

El cuero es la piel desollada de los animales previamente curtida, es decir, tratada mediante productos químicos altamente tóxicos y contaminantes para evitar su descomposición y conseguir así su conservación y posterior uso comercial.

Vacas, cabras, ovejas y caballos, principalmente, pero también nutrias, ciervos, cerdos, reptiles o tiburones, entre otros, son víctimas de la industria productora de cuero, la cual, contrariamente a la creencia popular, no se nutre de los despojos de la industria cárnica, sino que constituye un sector independiente de ésta y con niveles de facturación que incluso la superan debido a la fuerte demanda que genera la moda.

 

Cientos de millones de animales son criados en el mundo con el único objetivo de despojarlos de su piel en un matadero. En ocasiones, son desollados vivos con el fin de agilizar el proceso de extracción de las pieles y, al igual que los animales usados como fuente de carne, soportan, durante toda su vida, terribles condiciones de explotación.

Los cuantiosos beneficios del negocio del cuero son sólo comparables a la inmensidad del sufrimiento que genera en millones de animales inocentes cuya piel es convertida en un producto de venta en las tiendas de moda.

Pese a la aceptación social generalizada, el cuero genera, cuantitativamente, más explotación y muerte que las derivadas de la obtención de otras pieles animales como las que nutren el sector de la denominada “alta peletería”.

Para saber más: Las pieles

abre45